5.3.14

Pequeños cambios.


Cambiar es bueno, pero sobre todo, necesario.
Entonces es indispensable dedicar un tiempo a pulir nuestras aristas, a observar nuestras formas y así, si lo creemos conveniente, ser mejor.