25.8.14

F


Un dibujo hecho por mi padre.
Creo que no me equivoco si digo que mi vocación artística viene de él; recuerdo que de niña admiraba mucho esa mágica habilidad suya, para crear nuevos mundos solo con un lápiz, y me pasé muchos años imitando sus paisajes, pero debo admitir que nunca fueron como los suyos.
Hace unos días encontré este dibujo suyo entre sus cuentas y no pude evitar emocionarme.