15.5.14

pequeño trapecista


Lo atrape brincando en mi ventana, despreocupado como siempre, feliz. Debo confesar que envidié su valor para abandonarlo todo, supongo que es sencillo cuando eres una figurita de papel.